Nota: Sol Romero   |  Foto: Martín Pravata
Teatro para todos: propuestas diferentes en un fin de semana de lujo
23.05.2017 | Mendoza
Madrin-do.jpg

El fin de semana que pasó comenzó la prometedora Fiesta Nacional del Teatro con Mendoza de anfitriona. Hubieron propuestas para todos los gustos, las salas locales se llenaron y la mayoría de los aplausos fueron para Córdoba.

Después de 14 años nuestra provincia vuelve a ser sede de la Fiesta Nacional del Teatro que estará en escena hasta el domingo 28 con más de 30 obras seleccionadas de todo el país. Los primeros días fueron un éxito, se agotaron las entradas y Muchamerd estuvo ahí para contártelo.

 

120 kilos de jazz y la calidez de la risa

 

El frío del viernes ni se sintió gracias a la comedia de Pablo Longo que en la explanada de la Plaza Independencia hizo reir a gente de todas las edades con una divertida y recomendable propuesta.

 

El versátil mendocino Victor Di Nasso y su expresión corporal que todo lo puede, hizo de “El gordo Mendez”, un hombre que haría de todo por conquistar a la mujer que ama. Haciendose pasar por contrabajista de un grupo de jazz sin saber tocar una cuerda, el gordo logra imitar el sonido del instrumento con la voz y entre música y un elenco maravilloso se desarrolla esta obra que recorrerrá la provincia de manera intinerante.

 

 

Se destaca también la actuación de Madgalena Lucero (Tu Veneno en mí)  que una vez más le pone el cuerpo y el talento a esta propuesta que vuelve a demostrar que Mendoza tiene teatro y del bueno.

 

Volver a Madryn y un Independencia de pie

 

Los aplausos colmaron la sala mayor de la provincia ante la obra cordobesa “Volver a Madryn” que el sábado sorprendió con un formato diferente y tres actores que se van al carajo. La historia de un robo que sucede en un pueblo costero en invierno, aparentemente vacío y aburrido, logra barajar los recursos justos para una puesta en escena que sorprende y dan ganas de volver a ver.

 

Ale Orlando, Ignacio Tamagno y Hernán Sevilla son los tres actorazos que le ponen  cuerpo y alma a esta obra que entrelaza drama y comedia con una sincronización de luces y sonidos justa para que una esté al borde del asiento toda la obra, expectante y divertida.

 

 

La puesta en escena fusiona elementos teatrales con cinematográficos de una forma exquisita, que los versátiles personajes llevan a cabo naturalidad y talento. Tal es así que hasta intercambian roles y logran imitar a la perfección al otro, al otro actor, personaje y persona, en gestos y virtudes, lo que arrancó todavía más aplausos en el público. 

 

Dirigida por Rodrigo Cuesta, “Volver a Madryn” es una propuesta notable para recomendar.

 

Desde Usuahia a Mendoza para filosofar

 

El domingo la sala del Cajamarca se llenó en dos funciones de la fueguina “Caja 99” que generó una instancia de reflexión acerca de distintos modos de ver la vida.

 

“El cielo es negro y lo pintan porque sino se te viene encima” plantea uno de los dos personajes y comienza lo absurdo de una comedia filosófica que irrumpe con todo lo que damos por hecho y exacto.

 

Guillermo Bonaparte y Tomás Raskin escriben e intrepretan esta propuesta que contiene momentos claves para desandar las supuestas verdades absolutas que el ser humano asegura. A través de diálogos simples pero que contienen flases típicas del existencialismo, la obra se desarrolla en torno al conflicto de un matemático obsesivo que ha perdido su caja 99 y un bohemio que soñó con un enano y discute la realidad a muerte.

 

 

Si bien los planteos son interesantes y son parte de un conjunto de verdades que deberíamos poner en tela de juicio siempre para repensarnos, escapar de estereotipos y dudar de todo, la obra en sí se torna aburrida y los recursos teatrales son escasos.

 

Quizás “Caja 99” sea más para lo que nació – un libro de autoría de los mismos actores – que para una obra de teatro de 60 minutos. Sin embargo, si se le agregara dinamismo y recursos para mantener al espectador en vilo podría llegar a ser una gran obra para disfrutar y reflexionar.

 

Mendoza se viste de fiesta dramaturga y el público lo sabe aprovechar. Hasta el próximo domingo 28 habrá teatro para tirar para arriba y aprovechar obras que difícilmente podamos volver a encontrar.

Alternative content